sábado, 28 de enero de 2017

DE UN TIEMPO CUALQUIERA



Un olvido de niebla salvaje
para que el arquitecto construya la claridad.
Los cristales ya no protegen,
los muros no salvan la altura del gigante miedo.
Nos alcanza el día siguiente.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada