miércoles, 15 de febrero de 2017

DESCONOCIDOS



Como antílopes rezagados
cuando sienten
la prisa del guepardo.
La selva se abre a la hora del despertador.


No hay comentarios:

Publicar un comentario