lunes, 20 de marzo de 2017

IMAGINARIO DEL SUEÑO Y DEL RECUERDO



La cuenta es sencilla.
Multiplica las noches de buena estrella,
y súmale la claridad de los veranos más rubios.
El resultado siempre es una longitud:
un tiempo inexacto que toma distancia en el paisaje.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada