sábado, 8 de abril de 2017

AVERÍA



Niños miopes. Hijos del extravío,
 jugando en calles cerradas.
Era el progreso;
el pasillo vulnerable de los intrépidos.
En esta bola de cristal,
las brujas no gustan.





No hay comentarios:

Publicar un comentario