martes, 28 de julio de 2015

POSGUERRA

La sombra áspera
del silencio
se sucede inútilmente.
Aquí sólo existe un viento ciego
y su amplitud enloquecida.
Un paisaje sin caligrafía
donde no amanece la palabra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada