domingo, 25 de junio de 2017

Últimos poemas para recibir al verano.

SOBREMESA
Los anti contra los contras,
y todos contra todos.
A unos,
les gustan los globos;
los otros protegen al aire de la crueldad de la risa.
Es pena. Ya no cabe un tonto más en la ciudad.
La guerra es todo el mundo hablando.

MÁGICA
Arderá el humo y la ceniza de lo oscuro en la noche más viva entre las noches. Será de fuego la llama del día.

QUÉ TRISTEZA
las aulas en verano.
Polvo de tiza,
sobrevolando el silencio
de los niños.
El mapamundi
y el esqueleto,
se temen lo peor.
En la pizarra una fecha.
Una tristeza
(enjaulada hasta Septiembre).


ENFOQUE
Sí el ciego no es ciego,
la ceguera es fea.
Ya no es creíble la culpa edificada,
el mirar para otro lado cuando abrase.
Nada se ve si no se mira.
A través de tú córnea,
el mar
y el mundo duelen.



Arde la curvatura de los vientos,
como si el infierno supiera
que ya no hay cielo.
Empieza a llover. El crepúsculo respira.




18
A cuarenta grados Freud,
cada sueño es una noche alumbrada
que ellos no ven.
Sí despiertas con sed,
vuelve a dormirte.
He dejado encendidas las luces del laberinto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario