lunes, 17 de marzo de 2014

MARCA ESPAÑA

Como un relámpago,
el escepticismo devora ilusiones.
La realidad es un vertedero
donde los amorales juegan a la ruleta rusa
con nuestras cabezas.
Es poca la dignidad que nos queda
y caminando va en hileras
rumbo al epicentro del bochorno y la estafa.
Bienvenido al paraíso de los timadores:
Comulga con la mentira y

entrégate con fe al beneficio
de esta farsa expoliadora.
Tu dios no tendrá en cuenta tus culpas
pero en tus genocidas ojos, jamás brillará
la amable luz de la bondad.
La soledad de tus visiones ya son éxodo y exilio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario