viernes, 15 de mayo de 2015

BAJO EL SOL ELÉCTRICO

ELIA

Huele a tierra mojada
y el aire forma una espiral de oxígeno.
Es el suelo maleza que respira.
Cuerpos ambulantes
como hormigas sin reina
que tratan de encontrar
el rumbo plástico de las ciudades.
Han envejecido las aceras
y ya no reconocen nuestros pasos.
Te nombro en silencio
donde antes te besaba,
con la certeza antigua
de haber estado aquí.



REGIONAL PREFERENTE

Soy el verso que sobra;
el que no encaja en las cúpulas
de las corrientes dominantes.
El que nunca corona
las cimas de papel.
A una cierta distancia
de la lengua tajante
para no ser escupido o encumbrado.
Sin arbitraje,
en esta liga solo jugamos tú y yo.




CAMBIA LA LUZ SU CONTRASTE

Cambia la luz su contraste.
El minutero golpea
y las pérdidas se agolpan
en los espacios desolados.
Es la insolencia exacta del tiempo
la que nos hace evocar otras voces.
Nos asola una ceguera
a la que habrá que acostumbrarse.
Solitario y sesgado queda el hombre cuando renuncia.



 DISCORDIA

El viento hace bailar
los tallos de las farolas.
Se balancean
como plumas muertas,
y en los anclajes
ruge el hierro su furia.
Recuerdo aquel aire enojado
y su adiós definitivo.



URBE

En otra parte,
habita un tiempo
que no es el mío.
Solo entre los juncos,
escucho la sinfonía natural
de las especies.
Siempre se está en sitio erróneo
cuando se sueña.
Es el caos ruidoso de las avenidas
que regresa salvaje a este silencio despoblado.



LAS REGLAS DEL JUEGO

Nos hacíamos los muertos
jugando entre los árboles.

Hoy cada cual protege su sombra
de un despertar tardío.


No hay comentarios:

Publicar un comentario