martes, 26 de mayo de 2015

MADRUGADA

No hay consuelo
en la oquedad
del silencio.

3 comentarios: