lunes, 12 de octubre de 2015

MÁSCARAS PARA LA HUIDA

Un piano sostiene la atmósfera.
El instante sublime
que ya es recuerdo.
La conexión de dos cuerpos
sin tocarse.
A veces,
la historia termina bien
y la indiferencia languidece,
buscando máscaras para la huida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada