lunes, 4 de enero de 2016

UNA VOZ CONOCIDA

He guardado el reloj
en un cajón con llave.

Agarrado al vértigo de la cuerda;
a la hoja de papel desnuda
que nunca se extingue.

Llega la luz. Tu cuerpo desciende la escalera del alba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario