domingo, 5 de febrero de 2017

AIRE Y DESEO




Lo llaman vida al oxígeno que nos late.
Lo llaman lejos. Lo llaman verdad
cuando nos miente el espanto.
El futuro es un tranvía de rocas durmientes
donde la seda quedó asombrada por la ternura.





No hay comentarios:

Publicar un comentario