jueves, 3 de abril de 2014

SEÑALES



Cuando esto termine
y la tierra que nos sustenta se agriete,
volaremos al vacío donde todo permanece intacto.
Eras presencia
mientras la lluvia regaba con sueños
la siembra de la vida.
Fuiste manos de roble en corazón de musgo
y no quiero duelos.
A veces mientras te pienso,
recibo señales de brisa y escalofrío;
es entonces cuando sé
que no te has ido del todo.

2 comentarios: