martes, 4 de agosto de 2015

ELEGÍA


Bajo este sol funerario
de plomo y arcada,
parpadea tu recuerdo por los aleros
que nos hicieron cómplices.
Fue la madera
quien abrazó tu nombre temprano
y la risa se hizo serrín.
Llanto sublevado y sostenido que no encuentra deshielo.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada