miércoles, 8 de enero de 2014

EL MISTERIO DEL AGUA



Brilla el sol sobre el eco de la lluvia
que ahora buscará su descanso en el distante mar.
Pronto volverán las cigüeñas a poblar de vuelos nuestras tardes
mientras la vida brota sin descanso en los arroyos.
Tiene la naturaleza un ritmo vertiginoso
cuando el agua encuentra la calma en los estanques.
Me he parado a escuchar el canto de la hierba buscando la luz
y un segundo después, me envuelve la contradicción
de añorar el asfalto en la inmensidad de un rascacielos.
Cuando no sientas el palpito de la vida en cualquier latitud,
pregúntate en voz alta si estas vivo.
Si nadie responde, es hora de ahuyentar y reinventarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario