sábado, 22 de febrero de 2014

ECLÍPTICA EN REM

Con los ojos cerrados,
volábamos serenos por la curvatura de la Tierra
ajenos a cualquier gravedad.

Aquí no hay impulso que nos pueda lanzar al caos,
sólo trece planetas que nos atraen con la fuerza de los sueños
mientras vagamos por la estratosfera.

Por tu cumpleaños, “man of the moon” sonaba a todas horas.
Yo fui incapaz de escribirte una frase
que pudiera retenerte en la órbita de mi rutina.

Alejarse no es huir,
es tan sólo tomar distancia de la angustia
para que el dolor no acomode su cruzada.

1 comentario: