lunes, 30 de junio de 2014

BUENOS DÍAS POBREZA

En la fila del cajero una niña decía a su padre:
Papá ten cuidado con los ladrones que nos quitan el dinero
y luego nos cortan la luz.
El padre la mandó callar sumido en la vergüenza
y como Roberto Benigni en “la Vida es bella”
jugaron a espantar la realidad entre besos y caricias.
¿Cómo hemos podido llegar hasta aquí?
He preguntado a las estatuas y no han sabido responderme.
He preguntado a las personas y todos callan como efigies.
Todas las veletas desnortadas,
señalan al negro alquitrán
mientras en silencio y cabizbajo,
espero a que llegue mi turno.

2 comentarios:

  1. Una magnífica película, así como tu poesía, Digna de ser escuchada o leída. Felicidades. Al.

    ResponderEliminar