jueves, 26 de junio de 2014

TRES DÍAS EN SEVILLA

LA HABITACIÓN 810

Tienen los hoteles algo enigmático e impersonal
cuando tú, no estás a mi lado.

Cruza el río por los espacios de esta ciudad
de gorra y gomina
mientras el gran poder del dinero,
dicta sentencia irrevocable.

La sombra del trapicheo
es desdentada y de Armani.

Retretes, letrinas, contratos y subcontratas,
hasta llegar al último escalón
donde la sumergida trata,
es parte esencial del trato.

No sé que hago aquí
echándote tanto de menos.
Vuela el rumor de la música
por la frialdad de este insolente verano.






LLAMADA PERDIDA

El silencio milimétrico de los exploradores.
La quietud de las oficinas en domingo.
Chatarra amontonada que un día pájaro fue
en los hangares abandonados que dejan las guerras.
Game over, the end.
¡Esto es todo amigos!
El vértigo se ha suicidado saltando al vacío
y el miedo se ha apagado en presencia del oxígeno.
Que pesados los poetas con la muerte
si lo que yo deseo,
es un trajín de telefonistas
que encaminen sus impulsos,
para escuchar tu voz al otro lado.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario