domingo, 1 de junio de 2014

LAS NOCHES BÁRBARAS

Tenientes, parientes y dementes.
Todos buscan su protagonismo,
todos viven carentes,
haciéndose sitio entre la multitud.
Hay una ventana por la que respirar
se hace inevitable y vital.
Debajo de la espuma se esconde la tristeza
y la sed de unos labios indefensos,
besa a la embaucadora muerte.
El calendario dice
que hoy, hay que divertirse.
Así se difuminan las huellas,
que dejaron en los cuerpos
las noches bárbaras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario