sábado, 12 de marzo de 2016

EN LA BONDAD DE LA TIERRA

la caricia misteriosa de la piel del erizo.
Días infantiles
condecorados por una luz
limpia de equipajes y preguntas.

Entre el destino y el azar
el tiempo se construye.
La distancia insalvable:
el ojo que observa en su quietud la lejanía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario