jueves, 10 de marzo de 2016

SOBRE LA SALVACIÓN



La claridad no deja ver
el resto visible
que oculta el deslumbramiento.
Detente a mirar la lluvia entre las manos
antes que la noche ascienda.
Es la inmensidad
una sinfonía sin orquesta.
Los hombres despiertos cuando sueñan,
captan todos sus matices.


No hay comentarios:

Publicar un comentario