lunes, 4 de abril de 2016

IV

No son pájaros.

Sólo son buitres
sobrevolando
los sucios charcos de los lunes.

La lluvia se filtra en las oficinas
anegando los secretos de los despachos.

La muerte sigue en forma fingiendo que no trabaja.


No hay comentarios:

Publicar un comentario