jueves, 14 de abril de 2016

TRAS EL VESTÍBULO

A veces ocurren hallazgos.

El viento se encarga
de expandir la voz de la Tierra
cuando decide pronunciarse.

Otra tarde que se oxida

en el filo de una lluvia inesperada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada