martes, 20 de mayo de 2014

CATÁLOGO

Hay una razón para esconderse.
Construimos un bunker justo a tiempo
para no ser infectados por la peste de la codicia.
Este claustro, esta quietud, nos hizo echar raíces
en la tierra prometida aún sin contaminar.
Caminábamos en círculo por el júbilo inventado
que nos hizo ser invencibles.
Pensabais que estábamos derrotados
porque pusimos distancia bajo esta lápida construida
sobre besos y poemas.
Se puede vivir como se piensa,
ser dueño del tiempo y la esperanza.
Antes de conocer a Joe Black,
no te olvides de barrer las sombras.
Permite que la luz nos invada y brillen en nosotros
las flores carnivoras que devoran desencanto.

2 comentarios: