miércoles, 28 de mayo de 2014

MATINAL

El agua de la ducha salió fría
y el cuerpo se ha negado a caminar.
¿Dónde encuentro hoy la fuerza que me falta?
Duerme mi sueño, abrázate a la almohada
que en mi piel se desvanece tu calor
cuando pongo rumbo al día.
Sólo el humo de un cigarro calma
el viento del desvelo.
Hay personas como escaparates,
que exponen sus vidas a la luz
mientras el interior, es tienda vacía
de espejos y probadores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario