miércoles, 21 de mayo de 2014

SÓLO PIDO A LA VIDA

Después de la angustia, la noche se llenó de estrellas
que iluminaban el camino nuevamente.
De aquel mal sueño, sólo quedan cenizas.
Soy pájaro ahora.
Antes jaula silenciosa de alas arrinconadas.
Todo cambia.
Lo que hoy es negro, mañana se tornará azul.
En un arco iris de fuego,
encontré la solución al dilema.
Tengo la luz
del sol de medianoche,
incrustada en los tuétanos de mi existencia.
Sólo pido a la vida,
encontrar en lo simple sus estrofas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario