lunes, 14 de octubre de 2013

FORAJIDOS



La visión de una muchedumbre desamparada,
produce vértigo, dolor ajeno que siento próximo.
Cada vez más jóvenes en el presidio de la calle,
condenados a la nada por una cuenta de resultados.
Esta mañana conocí a Paula:
su mirada ausente, buscaba el desvalijado porvenir.
Me contó que viajaba en el último vagón
de un tren enfurecido llamado Crisis
El trabajo terminó, después, todo fue caída.
Acuso a los responsables de esta agonía,
aquéllos que con mentiras, usurparon los escaños
de una democracia enferma:
herida de muerte por la estafa y la confusión.  






 DANZA Y CONQUISTA

Baila conmigo la danza de los supervivientes
ahora que el silencio invade de preguntas
las heridas por cicatrizar.
Como derviches, como ángeles caídos,
danzaremos hasta que sólo sean cenizas
los fragmentos de este tiempo.
Y al final, cuando nazcan las flores
sobre el suelo devastado,
juntaremos nuestros cuerpos victoriosos
sin la asfixia del espanto que un día fue realidad.


2 comentarios: