jueves, 31 de octubre de 2013

DESDE EL OLVIDO



Dicen que la ilusión ha muerto.
¿Quién lo dice?
Los homicidas que extirparon el útero
a las balanzas de la justicia, mientras todos dormíamos
el sueño de una victoria que tampoco fue.
Dicen que la ilusión ha muerto pero no es cierto.
Hoy, recibí carta del país de la tristeza
era escueta pero clara y decía así:
Secuestrada pero viva.
El miedo tiene la llave de esta celda sin barrotes.
No es un guerrero ni un dragón, sólo es un peso de silencio,
una losa maquiavélica que hunde la voluntad
en los sótanos de la indiferencia donde moran los sonámbulos.
Sólo hay que levantarse firme, respirar y demoler esta lápida
a golpes de ánimo y dignidad.
Después, este espejismo levantará como niebla fundida por el sol
y la decencia devolverá a los hombres la cartografía de la esperanza.

Atentamente,

Utopía.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada