jueves, 15 de enero de 2015

CAJAS

Como la memoria,
de vez en cuando los trasteros
necesitan limpieza.

Aparecieron botas
que pisaron calles en Madrid y Barcelona.

Un cuadro de Kandisnky originalmente copiado,
otro de angelitos sin sexo
y al final, en una caja azul,
los discos de vinilo huérfanos de aguja.

Confieso que he llorado
al ver aparecer un hombre con pistola.

Es la imagen de Ouka Leele
que inunda de color,
la poética del desgaste.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada