domingo, 11 de enero de 2015

XII

Rotundo niego las mordazas
y el espectáculo de la muerte.

Barbarie televisada,
en la que cuesta distinguir
el uniforme de los buenos.

Dioses low cost:
envolverme en vuestro ajuar de supersticiones
donde no hay pena que no se redima.

Pero no hay manera,
mi fe,
no encuentra evangelio.

Hoy,
no soporto más peso
que el de tu cuerpo a granel.

1 comentario:

  1. Quién pudiera poder elegir solo el peso de cuerpos hermosos.
    Y no tener que soportar otros.

    ResponderEliminar