domingo, 11 de enero de 2015

LA CHICA DEL MUSEO DE CERA

Una mirada vacía
fija en el final de lo lejano
y más allá;

donde los perros del frío
tiritan deslumbrantes nieblas.

Amarilla quietud idealizada.
Fundirse con el molde de tu forma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada