lunes, 12 de enero de 2015

OTRA CIUDAD

Un sol mustio sobre los árboles despoblados.
Debe ser el desaire del invierno
que nunca jugó con el agua.

Secos los pechos,
las nodrizas se rinden a los pies de la nieve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario