martes, 26 de noviembre de 2013

CONDENADO

Caminábamos en círculo
los días de noviembre,
en los que el escaso pan
tenía el sabor ausente de tus besos.

Con la noción del tiempo perdida,
la estancia adquiría
una dimensión bipolar
de oscuridades y penumbras.

Carta tras carta esquivando la locura,
compañera silenciosa de mi celda.

No se si algún día volveré,
mientras trepa por mi esencia el abandono.

2 comentarios:

  1. hermosos y sentidos versos NICOLAS teniendo como tapia a noviembre...para mi siempre ha sido un mes muy duro...con todo mi afecto saludos, j.r.s.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias José Ramón.Un abrazo y encantado...

    ResponderEliminar