viernes, 8 de noviembre de 2013

INFANCIA



Infancia:
delicado tallo que un día árbol será,
al que hay que regar y proteger.
Porvenir de infinitos bosques arraigados
a fuerza de civilización,
que mana de vida y equilibrio,
donde no caben ocasos ni desiertos.

Infancia:
a ti vuelvo a menudo, cuando en los hombres
no encuentro la luz de la verdad.
Volando en una nube voy, hacía los días de intenso color
donde el porvenir resplandecía intacto.
Con la esperanza de doblegar este tiempo
donde reina la codicia y avanza el abandono.

Habrá que tejer una red con manos de buena voluntad,
para que los hombres del mañana
no caigan al frío suelo de la indiferencia.
Porque desproteger a la infancia,
es un pecado de imposible redención
para todos los dioses que un día, fueron niños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario