miércoles, 9 de julio de 2014

DEBERES PARA EL FUTURO

Trepan lentamente devorando el almanaque
las hormigas de la gangrena.

El obsceno reloj de sol nunca para de pulsar
y yo, me encuentro entre las dos orillas.

La soledad si es vacío mata.
La compañía no deseada
sólo es ruido sin melodía.

Cuando crezcas,
recuerda que tu vida
es sólo tuya.

Yo te enseñaré a distinguir los espectros
pero serás tú el que tropieces
y puede que un día, yo no esté para abrazarte.

No te tomes demasiado en serio
y recuerda que las rosas
nacen siempre con espinas.

De ti depende distinguir
la punción y la belleza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada