viernes, 25 de julio de 2014

VOLADURA

Desintegrando están las estructuras.

Autógena soldadura que cede al gélido devenir,
de impactos y de erosiones
para desnudar el alma de los metales,
hasta llegar a la esencia donde habita el carbón.
Horadar en la tierra arterias
por las que fluyen hombres sin miedo
acostumbrados al dolor de la hecatombe.
Hoy,
se apagan lentamente la luces de los pozos
mientras lloran las cuencas perforadas,
lágrimas de mineral.

1 comentario: