jueves, 4 de diciembre de 2014

ESCÉPTICO A LA HORA DEL CAFÉ

Fugacidad.
Círculo de plomo
adosado a la espalda,
que controla el tiempo de la sangre.

Mas allá,
nada me interesa.

Después de haber pellizcado la vida,
la eternidad me parece
un exceso inverosímil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada