LA ÚLTIMA FUNCIÓN

Te diré lo que haremos:
cuando nos llamen payasos trasnochados
y nos señalen con el dedo,
buscaremos refugio en la posibilidad
que se abre al intentarlo.

Me niego a caminar
infectado de resignación,
cabizbajo y temeroso.

Es el momento y el lugar.
El éxito no es esa cima
que nos venden con usura,
donde respirar duele.

El éxito sería,
recuperar el porvenir.

Sin voluntad de rendición,
la sonrisa trabaja
desahuciando tristezas.

Entradas populares