viernes, 19 de diciembre de 2014

LUMÍNICA

La piel que acaricio.
Contigo,
el viaje adquiere una densidad
donde el color estalla sin pólvora.

Cuando todo sea mate
y apenas brillemos;

cuando seamos franquicia envejecida
sin ningún parecido con el original,
haremos el amor suavemente
bajo el esplendor de un desgaste compartido.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada