miércoles, 3 de diciembre de 2014

UN PRETEXTO PARA TRANSCENDER

Hay profundidades
donde la nieve no llega.

Fríos acantilados
que cortan el silencio
chocando contra el vacío.

En la superficie,
todo huele y respira.

El color se propaga
sobre un eco de acuarela.

Cuando la escritura se enturbia,
la búsqueda es un laberinto
de sílabas inconexas.

A veces,
perseguir el horizonte
es solo un pretexto para transcender.

No hay comentarios:

Publicar un comentario