ÁREA DE DESCANSO

Caen los días
sobre el indivisible taxímetro
que controla nuestra carrera.

La velocidad impone sus revoluciones.
No corras,
aquí lo importante,
es el fondo.

Llevamos el volante,
y a veces el control.

Si decides parar,
te espero en la próxima
área de descanso.

Entradas populares