miércoles, 19 de noviembre de 2014

DÉJÀ VU

El óxido devora la musculatura.

Espacios contagiados de flacidez,
en espera de un nuevo día.


Despierta el cuerpo,
y la luz,
habilita la consciencia.


En mi cabeza,
gravita un recuerdo envejecido,
una lluvia de otro tiempo
que no consigo encauzar.


Fracturado el recuerdo,
de vez en cuando apareces
en forma de déjà vu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada