miércoles, 26 de noviembre de 2014

PLANISFERIO

Desprende la tarde
sabor a sobremesa.

Hay en el estante
un libro verde y pequeño
donde cabe la vida.

Fragilidad robusta
que combate lo inevitable.

Este paisaje que somos,
va cambiando a favor de supervivencia.

Idéntica sed,
la de todos los huéspedes
del hotel planisferio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada