viernes, 28 de noviembre de 2014

TEMPORAL

Cobijarse en la lluvia.
Huir de portales hacinados
refugio de un miedo acuoso.

Gritar garganta al cielo
y empaparse.

Hubiera sido más lógico no exponerse,
dar una zancada y situarse bajo el paraguas
de lo correcto.

Calado hasta a la médula,
la tormenta se va
y los sueños sudan nuevamente.

2 comentarios:

  1. El paraguas de lo correcto, ese que te cobija, te protege, o te sobreprotege?. Que sea nuestra decisión mojarnos, empaparnos, o huir bajo un paraguas. No hubiera sido lógico no exponerse, hubiera sido cobarde.

    ResponderEliminar
  2. Decía Don Ramón GdlS. "los amores torrenciales nacen en los portales los días de mucha lluvia y poco paraguas"

    ResponderEliminar