sábado, 15 de noviembre de 2014

¿Recuerdas?

Yo iba sin paraguas
y aquello fue el diluvio.
Los sábados salíamos temprano
por la calle Huertas.
Aquel día, tu tomaste vino
y yo bebí un licor amargo,
quizá whisky.
Sabes,
creo que el paso del tiempo
no nos dejado muchas heridas.
Si acaso el deterioro,
que impasible se acerca
modulando sus pasos elegantes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada