PROPIEDAD PRIVADA

A veces,
me distraigo con ficticias llamaradas,
olvidando los limites del tiempo.

Tu risa ha roto el silencio.
Regresa desbocada la alegría
a este ciclo de incierta escapatoria.

Mientras todo gira,
lo difícil es permanecer.


Entradas populares